Opticas Schilling
Opticas Schilling


Manuales de Usuario: Lentes de Contacto Rígido y Gas Permeables

El Centro de Lentes de Contacto de Opticas Schilling! le da la bienvenida al selecto mundo de la Contactología y lo felicita por tan acertada decisión.
 
MANUAL DE LENTES DE CONTACTO GAS PERMEABLES
A fin de lograr una normal adaptación a los lentes de contacto, es requisito fundamental el que usted siga escrupulosamente las indicaciones de su contactólogo. El correcto cuidado, limpieza y utilización de sus lentes le permitirá prolongar la vida útil de los mismos.

COLOCACIÓN DE LOS LENTES

Es natural sentir inicialmente cierto temor a colocarse un objeto extraños en los ojos; es una reacción elemental e instintiva de autodefensa, por lo que deberá aprender a relajarse y a no temer. Confíe en las instrucciones de su contactólogo y actúe con la mayor suavidad posible mientras adquiere la técnica para colocar y retirar sus lentes.

Antes de colocar su lente, siga los siguientes pasos:

1-Evite todo contacto con sustancias grasas.

2-Lave bien sus manos con un jabón no alergénico (p. ej.: jabón de glicerina).

3-Limpie los lentes de contacto con una gota de solución limpiadora multipropósito entre sus dedos índice y pulgar.

 

 

 

METODO A

1-Tome el lente con la yema de su índice previamente humedecida.

2-Sostenga el borde del párpado inferior con el dedo medio de la misma mano (con una suave presión y movimiento descendente obtendrá una adecuada apertura del párpado).

3-Dirija la vista hacia el centro del lente frente a sus ojos y acérquelo suave y gradualmente, hasta sentirlo en contacto con la córnea en la superficie del ojo.

 
 
METODO B

1-Tome el lente con la yema de su dedo índice previamente humedecida.

2-Sostenga el párpado inferior cerca del borde con el dedo medio de la misma mano.

3-Del mismo modo, coloque el dedo medio de la mano libre sobre el párpado superior. (Con una suave presión y movimientos opuestos, evitará el acto reflejo de cerrar el ojo, al mismo tiempo que consigue una adecuada aperrtura del párpado).

4-Dirija la vista hacia el centro del lente frente a sus ojos y acérquelo suave y gradualmente hasta sentirlo en contacto con la córnea en la superficie del ojo.

 


 
METODO C

1-Tome el lente con la yema de su dedo índice, previamente humedecida.

2-Con el pulgar de la mano libre, sujete el párpado inferior y con el índice de la misma mano sujete el párpado superior, separándolos adecuadamente. (No olvide que cuanto más cerca de las pestañas coloque los dedos, mayor distanciamiento y firmeza obtendrá, facilitando así la operación).

3-Fije la mirada en el lente y colóquelo con un movimiento suave y continuo sobre la córnea.



 
QUE HACER SI EL LENTE QUEDA MAL UBICADO  

Cualquiera sea el método que usted haya escogido y empleado y si usted obtiene una buena visión, esto quiere decir que el lente está bien ubicado sobre la córnea. Si, en cambio, usted no ha logrado mejorar su calidad de visión, el lente habrá sido mal colocado; en este caso, el lente habrá quedado sobre la esclera (parte blanca del ojo). Sin embargo, usted no debe preocuparse, ya que es imposible sobrepasar los límites de los sacos conjuntivales, de modo que el lente siempre se encontrará a su alcance para ser reacomodado. Para hacerlo, lo primero es encontrar el lente, para luego deslizarlo con cuidado por medio del dedo índice y a través del párpado, dirigiendo la vista en sentido opuesto al lugar en donde se encuentre el lente de contacto. Por ejemplo:

SI EL LENTE ESTÁ UBICADO BAJO EL PARPADO SUPERIOR: Mire hacia abajo. Empleando el dedo índice, empuje suavemente el lente con el borde del párpado superior, en sentido vertical, hasta que quede centrado.


SI EL LENTE ESTÁ UBICADO BAJO EL PARPADO INFERIOR: Mire hacia arriba, dejando el lente despejado. Empuje el lente con el borde del párpado inferior en forma vertical hacia arriba, hasta que éste quede centrado.

SI EL LENTE ESTÁ UBICADO EN EL ANGULO NASAL (NARIZ): Mire hacia el lado temporal (oreja). Con el dedo índice y sin presionar el lente, empújelo suavemente y a través del párpado, hasta que quede bajo el párpado inferior. Mire hacia arriba, dejando el lente despejado. Empuje el lente con el borde del párpado inferior en forma vertical hacia arriba, hasta que éste quede centrado.

SI EL LENTE ESTÁ UBICADO EN EL LADO TEMPORAL (OREJA): Mire hacia el lado nasal (nariz). Con el dedo índice y sin presionar el lente, empújelo suavemente y a través del párpado, hasta que quede bajo el párpado inferior. Mire hacia arriba, dejando el lente despejado. Empuje el lente con el borde del párpado en forma vertical hacia arriba, hasta que éste quede centrado.

 

   
RETIRO DE UN LENTE  

Para quitarse sus lentes, siga los siguientes pasos:

1-Evite todo contacto con sustancias grasas, como crema de manos cosméticos, desodorantes o lociones.
2-Lave bien sus manos con un jabón no alergénico (p. ej.: jabón de glicerina).
3-Lave el estuche de sus lentes con agua corriente y luego enjuáguelo con solución multipropósito.
4-Abra bien el ojo y dirija levemente su mirada en dirección nasal (nariz).
5-Apoye el dedo índice, tocando el borde los parpados, en el ángulo externo de ellos.
6-Coloque la mano libre como recipiente bajo del ojo para recibir el lente cuando éste caiga.
7-Tire suavemente los párpados, con el dedo índice, en dirección a su oreja.
8-El lente caerá sobre su mano.
9-Proceda a lavar el lente con solución multipropósito.
10-Guarde el lente en el estuche con los bordes hacia arriba y cubiertos totalmente con solución multipropósito en el compartimiento correspondiente de su estuche.
11-Repita los pasos 4 a 10 con el otro ojo.
12-Si en algún momento usted siente que el lente no ésta en el ojo ni en la mano, puede ser que éste esté adherido en las pestañas.

Si se le cae un lente, para recogerlo usted debe:

Humectarse el dedo índice adherir el lente a éste y luego recogerlo con un movimiento vertical. Debe evitar los desplazamientos laterales del lente de modo que éste no se raye. Tenga siempre presente que el estuche deberá lavarlo todos los días.

 

   
 
LO QUE JAMÁS DEBE HACER  

1-No se aparte nunca del plan de usos indicados por su contactólogo. Usted se adaptará gradualmente de sus lentes de contacto.

2-Si siente alguna molestia con sus lentes, quíteselos, límpielos y colóqueselos nuevamente. Si la molestia persiste, sáqueselos y acuda a su contactólogo. Por ningún motivo trate de soportar molestias con los lentes puestos.

3-Nunca limpie los lentes con telas o papeles; sólo conseguirá rayarlos, sin mejorar en nada su visibilidad.

4-Nunca lave sus lentes con acetona, alcohol, colonias o agua caliente, ni los exponga a temperaturas elevadas acercándolos a un calefactor; el material puede sufrir distorsiones y daños.

5-No duerma nunca con los lentes puestos. Si llegara a quedarse dormido un rato con ellos, sáquelos inmediatamente cuando despierte y descanse al menos una hora antes de volver a colocárselos.

6-Nunca manipule los lentes sobre un lavatorio sin antes tomar la precaución de colocar el tapón en el desagüe para evitar su pérdida y deterioro.

7-No practique deportes con lentes de contacto mientras no se acostumbre a usarlos. Después podrá realizar los deportes que quiera excepto deportes acuáticos o de contacto. En la primera etapa de adaptación, evite hacer movimientos bruscos con los ojos hacia los costados.

8-No cambie su rutina en cuanto al tiempo de uso de los lentes. Eso sólo le producirá trastornos. Siga siempre un ritmo regular de uso.

9-No evite parpadear. El parpadeo es un acto reflejo. Debe ser completo (abrir y cerrar los ojos al instante) y tener un ritmo aproximado de uno cada 4 ó 5 segundos. El objetivo del parpadeo es limpiar y distribuir las lágrimas en el ojo.


Las lágrimas son importantes porque:


• Mantienen la temperatura que la córnea necesita.

• Humectan la córnea para mantener su transparencia.

• Protegen la córnea de posibles infecciones.

• Humectan el lente de contacto.

• Un buen parpadeo mantiene el lente en su posición correcta, brindando una visión nítida.


10-Por ningún motivo intente frotarse los ojos con los lentes de contacto puestos. Esto sólo le acarrearía molestias innecesarias.


Nunca humedezca los lentes con saliva, ésta contiene microorganismos que pueden ser perjudiciales para sus ojos y sus lentes.

   
 
SINTOMAS NORMALES  

Los síntomas que consignamos a continuación son normales. A medida que transcurra el tiempo y usted se vaya adaptándose a sus lentes ellos irán disminuyendo hasta desaparecer.

• Reflejos luminosos y visión de bordes.

• Lagrimeo ocasional y continuado.

• Irritaciones leves y sensación de incomodidad.

• Sensibilidad a la luz.

• Dificultad para mirar hacia arriba.

• Parpadeo exagerado.

• Empañamiento, debido a que el ojo posee diversas glándulas sebáceas que emiten secreciones; cuando esto ocurra, quítese los lentes, lávelos y vuelva a colocarlos.

• Visión borrosa con anteojos; fenómeno que suele ocurrir cuando usted se quita los lentes para utilizar anteojos comunes. Esto se debe a que con Ientes de contacto usted obtiene una mejor visión que con anteojos. No obstante, al cabo de unas horas, sus ojos se habrán adaptado natural y completamente a los anteojos, y usted podrá tener una visión correcta..

• Visión borrosa matutina; problema que suele ocurrir al colocarse los lentes al despertar. Esto se debe a que la oxigenación de la córnea disminuye mientras usted duerme. Espere unos 45 minutos después de despertar para colocarse sus lentes, tiempo en que la oxigenación se habrá restablecido.

• La visión perfecta con lentes de contacto se logra alrededor de los 15 días de uso, ya que durante el período inicial, ésta es interferida por secreciones lagrimales.

   
 
SINTOMAS ANORMALES  

• Dolor al colocar, usar o quitarse los lentes.
Incapacidad de mantener los ojos abiertos por inflamación de los párpados.

• Sensaciones persistentes e intensas como bruma, niebla o irisado (arco iris).

• Sensación de calor o escozor ocular.
• Sensación localizada de pinchazo que persiste aun cuando se han sacado, limpiado y vuelto a poner los lentes.

• Sensación de pinchazo que persiste aún cuando se han sacado los lentes y no se ha vuelto a colocar.

Tenga siempre presente que el contactólogo que lo trate será quien realmente determine si alguno de estos síntomas son o no anormales.

 




 
SUGERENCIAS IMPORTANTES  

• Diríjase siempre a su contactólogo para aclarar cualquier duda o conducta. Como profesional, le dará las indicaciones y soluciones apropiadas para que el uso se sus lentes de contacto le sea agradable y placentero.

• No deje de asistir a sus controles. De esta manera también evitará cualquier trastorno o posible inconveniente.

• Use siempre los líquidos para limpieza, humectación y mantenimiento que su contactólogo le ha prescrito para el cuidado de sus lentes.

• Cuando se coloque los lentes, comience siempre por el ojo de menor visión (con el lente de mayor corrección).

• Cuando se saque los lentes, comience siempre por el ojo de mayor visión (con el lente de menor corrección).
• Para no confundir los lentes: Al ponérselos: abra el estuche del lente que se va a poner primero; una vez colocado, ciérrelo. Repita la misma operación para el otro lente. Al sacárselos: abra el estuche del lente que se va a sacar primero; una vez retirado, guárdelo y cierre el estuche. Repita la misma operación para el otro lente.
• Si deja de usar sus lentes por algún tiempo, acuda a su contactólogo para recomenzar su uso. En caso de encontrarse en otra ciudad, aplique el plan indicado desde el primer día en que comenzó a usar lentes de contacto.

• Tome precauciones cuando aplique productos en aerosol (sean éstos desodorantes, lacas o pinturas) teniendo sus lentes puestos. En tal caso deberá cerrar sus ojos para evitar que las partículas en suspensión puedan dañar sus lentes.

   
 
ADVERTENCIA PARA EL PACIENTE  

1-El uso de Lentes de Contacto aumenta las probabilidades de contraer afecciones pueden dañar la estructura ocular, la visión e incluso producir ceguera.

2-Los lentes de contacto no utilizados de acuerdo a las pautas de instrucción pueden ocasionar severos daños en las estructuras oculares, en la visión e incluso producir ceguera.

Sus efectos por mal uso también pueden comprometer la salud general del paciente.

En usuarios de lentes de contacto en los cuáles por razones laborales, deportivas o cualquier otra índole su seguridad y la de terceros dependen de una buena visión, los cuidados y precauciones de uso deberán ser muy minuciosos. El usuario deberá por tanto adoptar además las medidas de precaución adicionales que correspondan.

 

   
 
   
     
 
 



  ARMAZONES   LENTES DE CONTACTO   LENTES DE SOL   CRISTALES   ACCESORIOS